03: Voz

Mi primera obsesión musical fue “Pescador de Hombres”. En el horario escolar había designada una hora semanal para la materia “Misa”. Confirmaré sus sospechas: no era una materia sino una misa completa que usualmente empezaba a las 07:15 de la mañana. No se podía conversar, no se podía reír, no se podía dejar uno ganar por el sueño en ese friecito madrugador, lo más divertido que se podía hacer era cantar.

Cada niña debía llevar a la misa un libro que además de guiarnos en las etapas del sacramento, tenía todas las letras de todas las canciones que se pueden cantar en las misas y así fue como dominé ese “Sonriendo, has dicho mi nombreeeee…”, por cierto, ¿han notado como ahí está el momento más bacán de toda la canción? En ese “Eeeee” con énfasis y caída al piso en la última “e”, en medio de la solemnidad del evento, eso era prácticamente la hora loca.

Me llevé el librito a casa para buscar la letra, aprendérmela y empezar a cantarla en la ducha (el lugar más socialmente aceptado para cantar), COMPLETA (tiene como 30 estrofas) y en repeat.

Tiempo después audicioné para el coro escolar, el lugar más cool (ni un poquito) para las niñas con ganas de cantar. Me tocó ser primera voz, no tenía idea de que significaba pero hey primera debe ser mejor que segunda, esto debía significar que era muy ganadora en la vida. Sin embargo, esta certeza se esfumó de mi el día en que me di cuenta de que una compañera me señalaba mientras hablaba con la niña que tenía al lado, les parecía muy gracioso mi compromiso con las canciones, había partes en las que me emocionaba tanto que cerraba los ojos (al menos no movía la manito cual Mariah). Desde ese día me esfuerzo por no cerrar los ojos al cantar.

Hoy fui con Andrés a cantar ante los compañeritos de mi hija menor, anoche compusimos una canción sobre la familia y también preparamos una versión de “Libre Soy” en ukelele. No nos fue difícil, lo hemos hecho antes. No puedo afirmar que siento los mismos nervios ante una audiencia de niños de tres años que ante una de adultos, pero en realidad uno jamás deja de sentir nervios. Todo salió bien. Camino a casa Andrés me notó algo contrariada, “pude haberlo hecho mejor” le dije. Aún lo pienso.

Dos coros, un intento de banda, cientos de dedicaciones y quince mil karaokes demuestran que no sueno tan mal, pero guardo un secreto: no tengo oído musical. Nadie me enseñó de música y yo nunca aprendí. Andrés tiene buen oído y una facilidad innata para los instrumentos musicales, yo alcanzo rangos de soprano, sin embargo nos cuesta mucho trabajo hacer música juntos, esto es muy frustrante para él.

Es como cuando Dios le da barba a quien no tiene quijada, rasuradoras al que no tiene barba, quijada al que no tiene cara y así.

Mi voz imita lo que escucha, se aprende los tiempos, la longitud de las frases y replica los sonidos. No escucho los acordes, no respeto los silencios, mi placer está en sacar sonidos de mi garganta (en verdad diafragma) y repartir sentimientos cual camión de donaciones (too soon?).

Lo que más me gusta cantar son las canciones de Disney. Si una película de Disney se estrenó después del 86, y su canción principal es interpretada por una voz femenina, hay un 90% de posibilidades de que me la sepa. Sino has jugado a ser todos los personajes del Rey León como si protagonizaras un show de Broadway con un elenco de una sola persona, no has vivido. Y mejor no empiezo siquiera a hablarles de La Sirenita.

Hoy finalmente me presenté ante personas con mi mismo nivel de madurez y con similares preferencias. La niña que vive en mi anticipaba la felicidad de cantar algo de Disney para la audiencia adecuada. Mi público de tres años no hizo más que pestañear.

Dicen que cantar disminuye el stress, alivia las tensiones y alarga la vida. Me alegra, ya que no puedo parar. Mi truco es que en realidad no importa quién me escuche, porque a la persona a quien más le gusta oírme cantar, es a mi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s