07: Sincronía

Una palma que a la otra sigue
ante las ondas, el viento,
y el sabor a sal marina.

Dos los danzantes
dos los latidos
dos los rivales
dos los amigos.

Nos desarmamos,
nos reconstruimos,
en la sinfonía rara
de soles brillantes,
anocheceres
y medio días.

Cuando el horizonte oscurece,
frente a los colmillos de la nada,
contra el desdén de los incrédulos,
las palabras armas,
los perdigones del hastío.

En medio del círculo de la fortuna
estamos pegados a voluntad,
en el camino largo
de cuatro paredes,
desafiando lo vulgar,
como una florecita necia
que crece en la vereda.

Somos otros
que son los mismos,
saltando precipicios,
remendando puentes caídos;
al unísono resuenan
las mismas profundas raíces
que una vez unió el destino.

Y si la tierra tiembla,
y si se cae el mundo,
si la marea ahoga,
la vida quema,
o el tedio me muerde los tobillos,
cuando no tenga nada
voy a tenerlo todo,
porque yo estoy contigo
como tú estás conmigo.

 

 

Anuncios

4 thoughts on “07: Sincronía”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s