14: La Cabra

Hay canciones que inevitablemente asociamos a situaciones o personas, por ejemplo hasta el día de hoy no puedo escuchar “La Cabra” sin pensar en el diablo.

Esta era una canción muy popular en los años noventa, la cual educaba a los niños acerca de la ganadería caprina. Por supuesto que no, en realidad la cabra de esta canción se dedicaba a la prostitución y su nombre artístico era “Asunción” porque ella era una amante de las sutiles ironías.

La primera vez que experimenté el poder de la sugestión masiva que producía esta canción fue en una fiesta de la escuela, sé que estaba en la primaria, muy probablemente en quinto o sexto grado porque recuerdo que esta era mi primera fiesta que empezaba en la tarde y terminaba en la noche, me parece que la invitación decía hasta las 22:00 .

Tenía puesto un vestido azul, floreado y de corte princesa, con medias nylon negras y zapatos con un minúsculo taco, me sentía grande y madura, a pesar de que los niños aún se agrupaban de un lado de la fiesta y las niñas del otro lado. Como dos ejércitos contrarios que en lugar de batallar deciden ponerse a bailar Locomía.

El Dj puso La Cabra y la mitad de los invitados de la fiesta salimos a la calle, a pararnos en la vereda y vernos las caras de preocupación. Debo confesar que a esa edad el diablo estaba en mi top ten de cosas que me quitaban el sueño, algo así como ahora lo hacen los impuestos:

Top Ten de mis miedos de primaria:

  1. El fantasma de Tres Hombres y un Bebé
  2. Freddy Krueger
  3. El diablo
  4. Los extraterrestres
  5. Que se me aparezca la virgen
  6. Los espíritus chocarreros
  7. Los comerciales de Abdalá
  8. Los grillos
  9. Pisar una serpiente marina
  10. Que mi tía me pregunte si ya tengo “noviecito”

Bonus Track: Cerrar por mucho tiempo los ojos mientras me duchaba por miedo de que al abrirlos de pronto aparezca frente a mi cualquiera de los personajes anteriormente mencionados.

Recuerdo que en esa época también corría el rumor de que los discos de Xuxa, escuchados al revés, tenían mensajes satánicos. Todavía hay días en los que me pregunto: ¿es qué la gente no tenía NADA mejor que hacer que ponerse a escuchar al revés los discos de Xuxa? Esta chica es demasiado bonita y todos los niños la aman, seguramente es diabólica.

Ahora que tenemos acceso a tanta información, que podemos hacer una búsqueda rápida de la letra y los acordes de “La Cabra” sin sentir miedo (ya bueno sí, un poquito), puedo ver como mis temores nacían muchas veces de la ignorancia, de la falta de información y de una educación basada en “tú sólo cree y no te cuestiones nada”.

Sin embargo, no es tan simple. El conocimiento no siempre logra bloquear las emociones.

Hoy es mi hijo quien tiene su mente llena de miedos injustificados. Jamás le hemos hablado del diablo por ejemplo, pero sus compañeros sí. Tratamos de que se cuestione todo suceso que pueda considerar falso y en la mayoría de casos lo hace. Pero el miedo es irracional, más aún cuando tienes 9 años.

¿De qué me sirve el internet, los libros y mis experiencias sino puedo lograr que mi hijo entienda que no tiene motivos para temer? Hay noches en que me siento derrotada.

¿Cómo se cura el miedo? Mis únicas armas son las conversaciones y los abrazos (a veces el Pasinerval).

Sé que va a crecer y va a dejar de pedirme que lo acompañe mientras se queda dormido, que va a dejar de pedirme que le acaricie la cabeza para relajarse, inclusive se va a avergonzar un poco de mi eventualmente, y aunque no quiero que ese día llegue todavía, una parte de mi se muere de curiosidad de ver su cara cuando compartamos miedos de nuestra infancia, espero que pueda hablar al fin con soltura de sus temores y quién sabe, que inclusive pueda reírse de ellos como yo ahora puedo reírme de La Cabra.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s